CARCASS en vivo en Argentina: “Apestando a putrefacción”

 

Fecha: Jueves 2 de mayo de 2024 | Hora: 19.00 hs. | Ciudad: C.A.B.A. | Lugar: Teatro Flores | Bandas invitadas: LESA HUMANIDAD & CLIMATIC TERRA

 

La jornada nos recibe desde temprano, nos dan puertas 19 hs y para las 19.30 tenemos sobre el escenario a LESA HUMANIDAD. Banda oriunda de Buenos Aires que ya tienen dos discos y con varios miembros reconocidos en la escena. Ejecutan death metal grave y grueso, quizás algo de los inicios de Suecia, allá por el 91, sumado a afinaciones muy graves que aparecieron posteriormente en dicha escena. Guitarras gordas, buenos solos cortos, batería frenética y un vocalista gutural. Contundente show para recibirnos a nosotros y a los liverpulianos.

Seguido a estos, CLIMATIC TERRA, nuevamente con el regreso de su front característico. Aquí comparto un párrafo especial. Muchas veces se cae en el error de rotular (o autorrotularse) y eso puede generar controversia. En el caso de CLIMATIC TERRA, creo que hacen un metal melódico mezclado con heavy metal y algo de doom, cosa que quizás pocos han apreciado, justamente, por rechazar a la banda completamente al rotularla de death metal o música extrema. CLIMATIC TERRA cuenta con diferentes ingredientes del metal y en esta presentación se ha podido apreciar muy bien.

Pasadas las nueve de la noche, es el turno del cartel, CARCASS. Sonidos mórbidos, ruido a descomposición y, sumado a nuestra visual, dos banners blancos con cubiertos, idéntico a su último álbum “Torn arteries”. Suena la intro de su última obra y arrancan con luces rojas y “Buried dreams” de su disco “Heartwork” (1993), con el público estallando totalmente. Salen sus tres primeros integrantes mientras suena el tema, Bill Steer en guitarra, Nippy Blackford en la otra guitarra y Daniel Wilding en batería. Después de algunos segundos de tema, sumado al agite de la gente, finalmente sale Jeff Walker, con su característico bajo Fernández introducido popularmente como “El triturador”. Bajo diseñado e inspirado por la marca y Jeff exclusivamente para CARCASS.

El comienzo, y todo el concierto, fue muy sólido. No hubo inconvenientes en ningún momento y el sonido fue bien claro. Igual para las bandas teloneras, para quienes es usual encontrar problemas en ese recinto, al menos para el metal más extremo.

Un pequeño párrafo aparte para los detalles no menores, que son los que hacen de esto un buen show a tope. Es muy claro, si se presta atención, cuando las bandas cuentan con su sonidista e iluminador. CARCASS no fue menos, contaban con su iluminador que, en muchos casos, es la misma persona que dispara el show de imágenes. Diez puntos, lo que hace un show bueno visualmente. Las imágenes iban desde carne putrefacta y cadáveres, pasando por el holocausto, las guerras y los símbolos de medio oriente.

Bill Steer y Nippy Blackford realmente ensayados, guitarras gemelas y claras como podemos disfrutar en sus discos de estudio. Sus clásicas guitarras SG y la Gibson Les Paul de Bill, diseñada por Les Paul exclusivamente para él. Ambos exactamente con el mismo sonido que los discos. De un lado, su ya reconocido Peavey 5150 y del otro Nippy con EGL. Pequeños renglones aparte por este tema, el sonido. A veces, los temas muy viejos, los que cuentan con dos o tres décadas, como los de “Swansong” (1995) o “Reek of putrefaction” (1988) suenan realmente diferentes, pero en este caso CARCASS logra plasmar dichos sonidos con el actual de “Surgical Steel” (2013) a la perfección y ¡queda muy bien!

Posterior a la apertura, recién después del quinto tema, Jeff saluda al público y agradece a cada presente. La lista siguió muy bien armada, Walker nos dice – “Now oldy nineties” – (Ahora viejos noventa) sonaron clásicos tales como, “Incarnated solvent abuse” de “Necroticism – Descanting the insalubrious” (1991) o “This mortal coil” de “Heartwork” (1993). También tuvimos enganchados, como para cumplir con todo el público, “Tomorrow belongs to nobody” enganchado “Death certificate”.

Sus miembros caminan todo el escenario en la totalidad de la presentación, intercambiando lugares casi coordinados al galope de la batería. Jeff, una máquina de tirar púas a su público en cada paso. Creemos que tiro al menos unas veinte púas para cada lado del público. Continuó a esto, el solo de batería, donde Wilding ejecuta un brutal solo enganchado con el doble bombo y caída de tomtones de “Angel of death” de SLAYER. A todo esto, su frontman sigue revoleando púas y muchísimas botellas de agua a su público. Las de cerveza son para ellos (Risas).

Hubo temas de toda la discografía, pero el plato fuerte vino en la primera salida, el primer bis, y Jeff nos confiesa “I love eighties men” y suenan “Genital grinder” y “Pyosisified” de “Reek of putrefaction” (1988) con “Exume to consume” de “Symphonies of sickness” de 1989.

Segunda salida, segundo bis y final del show, el tema “Reek of putrefaction”, Walker con la remera que uso en todas las fotos de los 90s y entrevistas de fanzines… “I reek of putrefaction”. La tuvo puesta desde la apertura del show. Esta segunda salida, al grito de: “Olé, olé, olé CARCASS CARCASS”, sale Jeff Walker y nos dice “Me encanta” con una alegría y sonrisa enorme.

Tuvimos buen sonido, buena puesta en escena, sus instrumentos clásicos y hasta los pantalones Oxford y la clásica remera de Jeff. Creemos que fue una noche plena en lo que fue la cuarta visita de CARCASS a nuestro país, y la tercera en este recinto. Se van como salieron, luces rojas, cadáveres podridos de fondo, tibias, peronés y la mesa servida con los cubiertos – Fucking muchas gracias Buenos Aires; y nosotros: “Que bueno poder ver a CARCASS, Jeff”.

Texto: Javier Cufré
Imágenes: Paula Andersen
Agradecemos a Marcela Scorca de Icarus Music por la acreditación al evento.

| Metal-Daze Webzine | Marca Registrada | Todos los Derechos Reservados © |

Invitame un café en cafecito.app

GALERÍA:

0 0 votes
Puntaje del Artículo
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Translate »
error: ¡CONTENIDO PROTEGIDO!
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comentá!x