PLAGUESTORM “Purifying Fire”

 

| Año: 2021 | País: Argentina | Género: Melodic Death Metal | Sello: Noble Demon Records

El 2020 fue un año desastroso para muchos pero, para otros, ha sido un año muy productivo cuyos frutos están viendo la luz en este 2021 aún bajo la sombra y la incertidumbre de un virus que no nos da respiro. Tal es el caso de Sebastián Pastor y su proyecto de Death Melódico llamado PLAGUESTORM.

Anteriormente hemos reseñado su primer EP “Everything´s Gone Wrong” (Ver acá) y hoy nos encontramos nuevamente frente a él con su tercer disco, más ambicioso y elaborado, titulado “Purifying Fire”. Para empezar, cabe aclarar que este es un proyecto que nace en las entrañas de Bahia Blanca, al sur de la provincia de Buenos Aires, Argentina; y digo esto porque sinceramente es digno de reconocimiento. Si no se los menciono y escuchan el disco, muy probablemente, casi seguro, pensarían que se trata de una banda europea proveniente de la península escandinava influenciada por los grandes del género como IN FLAMES, DARK TRANQUILLITY o AT THE GATES. Sin embargo se trata de un proyecto nacional unipersonal en el cual Sebastián llevó a cabo la composición de todas las letras, guitarras, bajo y baterías y contó con la colaboración de Diego Martinez (NACER MUERTO) y Pablo Roman (SOBRE TUS CENIZAS) para los solos de guitarra y de Sebastián Nuñez Szymanski (EROICA) para los arreglos orquestales. Las voces estuvieron a cargo del sueco Mikael Sehlin (ENGEL; DEGRADEAD; PARALYDIUM).

Las influencias de Sebastián ya habían quedado más que claras en sus dos trabajos anterior y “Puryfing Fire” no es la excepción. No obstante, este tercer trabajo lleva la apuesta un poco más allá. Ya no hablamos de algo que “suena a…” sino que además intenta mostrar que aquellas notorias enseñanzas e influencias pueden utilizarse y mixturarse de forma tal que el producto resulte en algo original y no una copia o tributo a los grandes. Así, Evolution Towards the End abre la placa con un riff implacable y una atmósfera general que recuerda al AMON AMARTH de Twilight of the Thundergod desarrollando una canción robusta y frenética que no pierde de vista la melodía en ningún momento; incluso sorprende, promediando el track, la aparición súbita de un coro de voces al mejor estilo POWERWOLF elevando el clima del tema hacia lugares inimaginados descolocando al oyente y sentando las bases de las intenciones de su compositor. Back to Zero no pierde fuerza ni velocidad pero se inclina más hacia la melodía con un Sehlin que nos hace ver que, hasta aquí, estábamos viendo solamente la punta del iceberg. La aparición de su costado vocal más límpido otorga a la canción, que mostraba influencias de aquel aclamado IN FLAMES de Whoracle, un aire más moderno y actual. Cabe destacar la labor de Diego Martinez en un solo sensacional donde melodía, velocidad y armonía conviven plácida y cómodamente. Para concluir el primer tercio del disco Purifying Fire, no solo le da el nombre al disco sino que es, sino el mejor, uno de los puntos más altos del disco. Es una canción diferente, abordada quizás desde otra locación. Voy con esto a que no remite tanto a Suecia sino que su aura queda mejor enmarcada en los gélidos  y melancólicos bosques finlandeses recordando a sonidos más en la vena de WOLFHEART o INSOMNIUM. Es una composición que posee el balance perfecto entre voces limpias, aguerridas y growls transmitiendo una emocionalidad punzantemente intensa que, sumado a los acertados cambios de tempo y armonías, genera un vasto abanico de climas tan diversos como profundos. Tanto es así que hasta posee un breakdown que añade una capa más rockera que obra como alfombra roja al solo de XXX que desgarra el alma con cada uno de sus estiramientos. Es una canción que invita, y tienta, a presionar el “repeat” de nuestro reproductor.

Never Learn se destaca por un estribillo con mucho groove y la utilización de diversas capas vocales que llevan el final de la canción a una dimensión mucho mas intensa, amplia y emocional donde Sehlin vuelve a sorprender con un matiz de voz que lo pone muy cerca del gran ICS Vortex. You Against the World y Close to Nowhere completan el segmento medio del álbum con una excelsa utilización del tremolo picking y dejando claro que lo extremo y lo melódico no necesariamente son antagónicos; después de todo, de eso se trata el melodic death. Llega entonces otro de los puntos destacables del disco de la mano de No Farewell funcionando como “la balada” del disco (si es que existe algo así dentro de este género) en donde la voz del cantante se pasea de la angustia desgarradora a la dulzura sanadora con una naturalidad envidiable a través de climas deslumbrantes y de proporciones épicas. Blind and Weak transcurre apaciblemente con reminiscencias a AT THE GATES y con un estribillo extremadamente emocional dando pie al track que cierra el disco. Burning Paradise, curiosamente el tema más largo de la lista, funciona de maravilla como culminación de la obra. Pues es una especie de síntesis de todo lo expuesto hasta acá. Discurre de un comienzo acústico (que nuevamente recuerda al IN FLAMES de Whoracle) hacia riffs con mucho groove y fiereza que devienen en una especie de interludio etéreo y místico que abre paso, quizás, a una de las cosas más fascinantes que posee Purifyig Fire. Estamos hablando del solo de guitarra de Pablo Roman que deja en claro que en materia de innovación y creatividad no hay límites válidos. Se trata de un solo que es, ni más ni menos, que la invocación del magnífico David Gilmour que nos desparrama por el piso al tiempo que la canción va transmutando en un crescendo que nos devuelve a la vida y nos quema desde adentro como el fuego purificador que crece lentamente desde los abismos del mismísimo infierno y se desvanece poco a poco hasta extinguirse en el vasto éter dando lugar a un nuevo comienzo. Es el final perfecto para un álbum sorprendente. Como bonus track aparece una versión instrumental y orquestal (destacable labor de Sebastián Nuñez Szymanski) del tema homónimo al disco que no hace otra cosa que destacar y acentuar lo ya dicho más arriba.

Purifying Fire sorprende desde todo punto de vista, más aun teniendo de cuenta que es un proyecto unipersonal en todo sentido ya que producción y mezcla también estuvieron a cargo de su creador. Un sonido que va mucho más allá de los anteriores trabajos y con una batería que, a pesar de haber sido programada, por momentos pareciera haber sido tocada por un ser humano con una gran pegada. Si este disco dijera IN FLAMES en su portada, no tengo dudas, que estaría entre los 10 mejores del año.

 

Autor: Estanislao Aimar
Agradecemos a la banda por la facilitación del material.
| Metal-Daze Webzine | Marca Registrada | Todos los Derechos Reservados © |
0 0 votes
Puntaje del Artículo
Suscribir
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Translate »
error: ¡CONTENIDO PROTEGIDO!
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comentá!x
()
x