CATACOMB “Paradigm Shift”

 

Año: 2023 | País: Argentina | Género: Death Metal Progresivo | Sello: Independiente | Puntaje: ♠♠♠♠♠♠♠♠♠♠ (10/10)

 

Acá hay mucha dedicación y eso ¡Marca la diferencia! Primeramente, quisimos llevar una línea en esta reseña, pero, la banda no nos permitió eso con esta locura que han plasmado, ya que ¡Nos reventaron el cerebro! Anteriormente, en “Unavoidable internal process” (2019), CATACOMB se presentó y dejó claro, en gran parte, del movimiento extremo, porque lado irían: ejecutando death metal técnico y progresivo con temática post futurística explayada en el posible y total declive de la humanidad y nuestro planeta bajo el dominio tecnológico. En “Paradigm shift” se interiorizan completamente en esto mismo y en un modo completamente evolucionado respecto a lo musical, donde nos abarcaron con un arte de portada alucinante.

El álbum abre con cortes y arpegios con una pequeña cuenta, lo cual es 100% característico de estos estilos, para luego, a modo esquizofrénico, romperte la cabeza a toda máquina, seguido de blast beats venidos de la mano de Martín Marqués y guitarras al palo. El bajo es otra cuestión a destacar en un género así, ya que, como en otros lares, no hace constantemente lo mismo que las guitarras y se destaca totalmente por técnica, virtuosismo y hasta incluyendo slaps; válida la redundancia en el metal técnico y progresivo. Vale aclarar que CATACOMB aquí toca varios matices y no se quedan simplemente en la velocidad o brutalidad, sino que van a muchos extremos como el doom o atmósferas que, tranquilamente, podrían ser una producción musical para una película psicótica o de horror. Hasta incluso contamos con partes acústicas y jazzeras donde, por ejemplo, el bajo comandado por Alexis Álvarez arregla mientras la guitarra liderada por Maximiliano Rodríguez solo hace los acordes limpios y cruzándose en viceversa: el bajo armando los acordes y la guitarra apenas arreglando notas limpias ¡Una exquisitez!

Las vocalizaciones a las que llega Matías Ibáñez son muy buenas. La parte gutural y podrida de la voz, abarca desde muy graves hasta graves raspados arriba y agudos. Se perciben también voces tenebres que aportan mucho a lo ya mencionado como tétrico o psicótico. El entramado vocal es perfecto. Pues la voz no entra en cualquier parte porque si, ni tampoco sale de cualquier lado, las palabras están puestas correctamente por cada inhalación o exhalación, por lo tanto, esto requiere manejar la poesía y el verso también.

Paradigm shift” también cuenta con diferentes texturas que se salen de los cuatro miembros ejecutando su instrumento. A la mitad del disco, pareciera hasta que tendríamos un cambio de estado anímico con “End of process“. Nos encontramos con algo completamente nuevo en nuestro territorio, que es música extrema, distorsionada y podrida con chelos. Están usados a modo armónico y de colchones, pero destacan muy bien como ingrediente; algo de lo que, sin dudas, CATACOMB serán los precursores.

De mitad del álbum en adelante pareciera que se ha dejado lo más trabado, por decirlo en criollo entendible. Esto no es fácilmente digerible para el público común, pero sí altamente apreciable para los músicos, aunque en esta última década también ha quedado en pruebas expuestas que existe público y comercio para algo así, sin necesariamente ser músico. Aquí también en “Epistemology of news” se luce muchísimo la guitarra, un instrumento del que previamente no se habló en esta reseña. La guitarra en CATACOMB abarca todo recurso habido por haber, desde sweep picking, acordes abiertos o tapados, hasta tappings, arpegios, cortes brutales o serruchos machacantes. El sonido de sus guitarras también es algo destacable y que está muy bien buscado.

Culminando la obra tenemos “The hunt“, único tema instrumental del disco, donde aquí se podría hacer referencia a una gran banda instrumental de nuestro rock progresivo, pero nos guardamos el dato, porque podría ser hasta un homenaje a ellos directamente. Donde nuevamente CATACOMB se mete casi de banda sonora de película siniestra o modo de metal progresivo psicodélico salido de una cajita musical robótica llena de cuero, piel, sangre para terminar rompiéndola contra el piso o, a martillazos. No vamos a spoilear el final del disco. Degústenlo personalmente.

Lo último que podemos afirmar de la banda, del disco, de su obra, es que nos falta un factor fundamental: ver cómo plasman esto en vivo, tocado en carne propia.

¡Apoyá tu escena o morí en el intento!

Algunos datos técnicos de interés:

Baterías y Cello grabadas en DMB studio (Diego Martín Boquete)

Cuerdas y voces grabadas en DAM Productions (Diego Martínez)

Mezclado y Masterizado en AbraCadabra studio (Emiliano Pérez)

Cello en “End of the Process” compuesto e interpretado por Federico Bovina Iorio

Texto: Javier Cufré
Agradecemos a la banda por la facilitación del material.
| Metal-Daze Webzine | Marca Registrada | Todos los Derechos Reservados © |

                                                                                                                                  

0 0 votes
Puntaje del Artículo
Suscribir
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Translate »
error: ¡CONTENIDO PROTEGIDO!
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comentá!x