Entrevistamos a Robb Flynn de MACHINE HEAD: “Queremos ser los BEATLES del metal”

 

Luego de más de treinta años de carrera y varios discos editados, sería necio discutir a MACHINE HEAD como uno de los grandes referentes del metal de los noventa. Además, tienen el plus de haber sido capaces de sobrevivir a lo largo de los años sin dejar de experimentar e incorporar nuevos sonidos a su música que van desde el new metal a la música extrema, pasando por una interesante cantidad de subgéneros. Liderados por el inquieto Robb Flynn y con al menos dos discos clásicos en su carrera (los imprescindibles Burn My Eyes de su primera época y The Blackeningmás cercano en el tiempo), por primera vez en su historia el grupo lanzó un disco conceptual sobre “la eterna lucha del bien contra el mal” denominado Øf Kingdøm and Crøwnque terminó de confirmar una nueva formación que incluye a Robb en guitarras y voces, a Jared MacEachern en bajo, al polaco Wacław “Vogg” Kiełtyka también en DECAPITATED en guitarras y a Matt Alston en batería; en lo que parece un interesante momento de estabilidad para la banda de un tiempo a esta parte.

De visible buen humor y dispuesto a responder preguntas para medios especializados de toda Latinoamérica, el formato de conferencia de prensa vía Zoom fue el elegido para que Robb responda todas las inquietudes antes de visitar la Argentina en una gira anunciada como “Una tarde con Machine Head” y prometer “La versión más potente, pesada y precisa” de las canciones de la banda. Estos son algunos de los mejores momentos del encuentro junto a los colegas latinoamericanos.

 

Concepto detrás de “Øf Kingdøm and Crøwn”: “Está inspirado en un animé. Cuando empecé a armar el concepto, lo tenía en mente hacía rato. Quería que se mostrase la dualidad entre lo bueno y lo malo dialogando entre sí. Lo loco es que me costó bastante llegar a las canciones, porque había compuesto algunas cosas y cuando las cantaba, no podía conectarme: sentía que leía un texto ajeno a lo que me pasaba. Durante la pandemia mis hijos, adolescentes, empezaron a meterse en el animé con uno que se llama “Attack on Titan” pero nunca hablé con ellos a pesar de que a mí me encanta el animé. La verdad no sé por qué (risas). De repente, me vi sentado viendo esa serie con ellos y resultó ser un show muy gore, brutal y violento que terminamos viendo en familia. ¡Nos vimos cuatro temporadas de ochenta capítulos cada una! (risas). En un momento de la historia, se enfrenta un lado contra el otro, pero, lo raro es que ambos bandos son buenos y, al mismo tiempo, ambos son terriblemente malos. Lo especial también es que la manera en que está contada la historia hace que uno como espectador, se incline por ambos bandos. Es decir que también se preocupa por “el malo” y eso nunca me había pasado. Cambió mi manera de percibir las cosas y pensé que podría hacer lo mismo con mi historia. Entonces cambié las letras, las trabajé de forma tal que la gente no pueda tomar partido, que los temas centrales sean el amor, la venganza, cosas que nos atraviesan a todos por igual”.

El desafío de armar un disco conceptual: “Lo más desafiante es que no se trata solo de una historia que cuento, sino que es necesario que sienta algo al respecto. La tengo que cantar y poder transmitir lo que siento, tengo que conectar con eso aunque se trate de una historia de amor y asesinato porque si no, no resulta creíble ni para mí ni para el público. Personalmente, fue renovador en muchos aspectos porque durante los nueve discos que sacamos en estos años, todo lo escribí desde mi punto de vista: como veo el mundo, mis luchas, mis miedos, lo que me pasa a mí. Ahora no se trata de escribir solo desde la perspectiva de un personaje, sino también desde la perspectiva, diametralmente opuesta, del otro personaje y lograr que ambos sean creíbles y queribles. Esa fue la parte divertida y desafiante a la vez. Me abrió un universo nuevo, fue casi como escribir el guion para una película. Fue toda una aventura”.

Inspiración para componer el disco: “Creo que el primer disco conceptual que escuché en mi vida fue “Sgt. Peppers Lonely Hearts Club Band” de los BEATLES. Y en ese momento pensé: ¿Qué es esto? ¡Es una locura! Ese disco es todo. Es un collage de sonidos y hoy en día, para mí, sigue siendo algo indescriptible, único. Lo sigo escuchando cada vez que puedo. Obviamente, tuve otros discos en mi cabeza como “Operation: Mindcrime” de QUEENSRYCHE, o “The Wall” de PINK FLOYD junto a otras cosas más nuevas como “The Black Parade” de MY CHEMICAL ROMANCE. Todos estos son discos atemporales, discos conceptuales que inspiraron mi música. Si tuviera que elegir uno de estos para decirte cuál me inspiró de forma directa, seguro elijo The Black…A mi esposa y a mí nos encanta ese disco y lo tuvimos muy presente en la pandemia. Ese momento fue como un hermoso y merecido descanso para mí porque desde que empecé, siempre estuve de gira y no paré. Durante la pandemia fue la primera vez que paré por tanto tiempo, porque incluso cuando estás en casa no parás. Si tenés hijos chicos, estás todo el tiempo de acá para allá: los llevas al colegio, a fútbol, a lo de un amigo, y los vas a buscar. Ese también es un ciclo que no termina nunca.

Cuando llegó la pandemia, ellos eran adolescentes lo suficientemente grandes para hacer sus cosas y con sus propios intereses, por lo que, por primera vez en años, teníamos nuestras noches con mi mujer. Nos sentamos borrachos en el garaje a ver el atardecer, escuchar música, reírnos, a pasarla bien. Resulta que ella presta más atención a las letras que yo; a mí me pasa que cuando escucho música mis oídos van automáticamente a las guitarras. Una noche, escuchando ese disco de MY CHEMICAL ella desmenuzó toda la historia, canción por canción, y me dijo que tal vez MACHINE HEAD podría hacer algo así. Esa fue la chispa inicial, donde decidí darle una chance. El resto es historia”.

El “sonido de MACHINE HEAD”: Creo que MACHINE HEAD tiene un sonido inmediatamente reconocible: la voz, los armónicos naturales, los riffs. Podés identificar la marca registrada en varias cosas. Creo que lo mejor es tirarle al oyente una pelota curva (Ndr: Del beisbol: una pelota cuya trayectoria se va doblando a medida que se acerca al catcher) porque eso hace que todo sea más desafiante. Hay muchas bandas que se comparan con AC/DC en esto de ser siempre igual y está todo bien. Yo prefiero que seamos los BEATLES del metal. Esa banda que en cada álbum te trae algo nuevo. Ya sé, no siempre funcionó con MACHINE HEAD, tampoco con los BEATLES, pero, frecuentemente, el sonido te lleva a un lugar que no esperás.

Pienso que un músico debe hacer el esfuerzo para sorprender a la gente. Por ejemplo, cuando era chico me gustaba una determinada banda y cuando sacaba el siguiente álbum sonaba exactamente igual al anterior, era como si copiaran la fórmula de lo ya hecho para sacar lo nuevo. Nunca me gustó eso. Te hablo de cuando tenía 16 años, yo apenas comenzaba a hacer música, y reflexionaba: no me gusta esto, es como una versión de mierda de lo que ¡ya hicieron! En algún sitio, probablemente inconsciente, eso se grabó en mí. Esto no es una cinta transportadora, ni un programa para escribir canciones, estamos hablando de arte y por eso se trata de lo que sienta uno en determinado momento. MACHINE HEAD y yo somos muy afortunados de que los fans realmente esperen algo de nosotros y de que ese algo, sea diferente cada vez. El fan quiere que la banda despliegue sus alas y ese es un gran lugar para un artista porque da mucha libertad y genera muchas oportunidades”.

El poder de la música: A veces me pasan cosas muy emocionantes. Hace poco vino un fan y me contó la historia de cómo estuvo a punto de suicidarse, era un tipo grande, fue muy intenso y emotivo. Me abrazó, lloró y me dijo que la canción “Bastards” le salvó la vida y que me quería agradecer por eso. Eso para mí significó que realmente nos conectamos con él. Esa es la razón por la que creo que la banda continúa activa y haciendo música. Es el poder de la música. La música salvó mi vida también, el metal, en sí porque la música llegó a mi justo cuando la necesitaba. Un show o un disco, que llegan justo cuando más lo necesitás y esa es la belleza de la música. Somos muy afortunados. Hemos vendido la misma cantidad de discos en nuestra primera mitad de la carrera que en la segunda, lo cual no es algo que se suela dar en las bandas de metal. A los fans les sigue gustando y le sigue generando cosas, lo que me dan ganas de seguir”.

Entrevista: Carlos Noro
Foto de portada: Prensa  
Agradecemos a HP Prensa por la gestión de la entrevista.

| Metal-Daze Webzine | Marca Registrada | Todos los Derechos Reservados © |

0 0 votes
Puntaje del Artículo
Suscribir
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Translate »
error: ¡CONTENIDO PROTEGIDO!
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comentá!x