L7 en vivo en Argentina: “Rápidas y enojadas”

 

Fecha: Martes 31 de octubre Lugar: Groove Ciudad: C.A.B.A. Hora: 20 hs. Bandas invitadas: GUACHASS & EL CLUB AUDIOVISUAL

 

Para entender la historia de L7 es recomendable ver el documental L7: Pretend We’re Dead” que en 2016 narra de forma impecable cuál fue el impacto de la banda en la escena grunge de principios de los noventa. Íntimas amigas de NIRVANA (al punto que en varios momentos el trío tocó con ellas participando en vivos de sus canciones) representaron sin lugar a dudas, el lado más punk de un subgénero que vino a discutir y a terminar con el machismo de la escena glam de los ochenta. Con una postura ideológica feminista (dentro del movimiento RIOT GRRRL, que basado en algunos pilares como la ética del hardcore y el feminismo puso a las mujeres en el centro de la escena musical como músicas y no simplemente como groupies), tuvieron momentos de gran exposición (el punto más alto su disco “Bricks Are Heavy” de 1992) con una serie de shows caóticos y rabiosos que incluso dejaron algunas polémicas que el documental explica muy bien.

Lo concreto es que mientras que sus colegas de escena (NIRVANA, ALICE IN CHAINS, SOUNDGARDEN, entre otros) se hicieron millonarios y sufrieron la pérdida de algún integrante, las L7 siguieron haciendo música sin tener jamás el éxito de sus contemporáneos, convirtiéndose más en una banda de culto que otra cosa.

Este 2023 un Groove lleno fue el contexto para la primera visita de la banda a la Argentina en 35 años (es bueno aclarar que habían venido a Sudamérica en los noventa y más cerca del tiempo en 2018, sin pasar por acá), con una interesante y tal vez sorpresiva diversidad de público en el que había mucha gente joven, y en especial, chicas. Tal vez el paso del tiempo y los avances del movimiento feminista fueron los que terminaron por darle el justo valor para un grupo que a finales de los ochenta y principios de los noventa tenía una formación (todas mujeres), una actitud (violenta y rabiosa) y un discurso (el feminismo) que aún hoy sigue siendo revolucionario frente a la hegemonía masculina que tiene la música pesada.

En este contexto y con la particularidad de tener su formación más reconocida conformada por Donita Sparks en guitarra y voz, Suzi Gardner en guitarra y voz, Jennifer Finch en bajo y voz y Demetra Plakas también en batería y voz la única que entró con la formación ya conformada reemplazando al baterista Roy Koutsky quien estuvo solamente un año en la banda y murió a mediados de los noventa; el inicio del show mostró a Sparks entonando las estrofas de “Deathwish”, mostrando un inicio algo dubitativo principalmente porque el sonido estuvo lejos de tener la nitidez y la potencia que uno espera de este tipo de shows donde la distorsión de las guitarras tiene una preponderancia trascendental. Rápidamente, cuando en la continuidad del show con “Andres” y “Everglade” el sonido se acomodó, según las necesidades de la banda se pudo empezar a disfrutar de una banda que tuvo una interesante solvencia y contundencia a la hora de interpretar las canciones.

En vivo L7 es una banda que sin lugar a dudas se siente más cercana al sonido punk que a la cadencia más densa y pesada de bandas como SOUNDGARDEN o AIC. En este sentido es clara su afiliación con NIRVANA en cuanto a la suciedad y desprolijidad que proponen sus canciones. Incluso en la primera de las mencionadas (“Andres”) cantada por Gardner, en donde la cadencia tuvo la pesadez y la mala onda que fue marca registrada del grunge o más tarde en la genial “Shove” cantada por Finch, en donde también la melodía se sostuvo por un gran riff rockero a dos guitarras; el grupo sonó intencionalmente desprolijo algo que la ya mencionada “Everglade” junto a otras canciones como “Fuel My Fire” dejaron en claro con una intensidad claramente ligada al punk y al hardcore.

También es bueno aclarar que desde el punto de vista del desempeño en vivo L7 hoy no es una banda que tenga la movilidad y el desparpajo que fue su marca registrada en los primeros años de su carrera. Más allá de eso, la sensación es que el grupo reemplazó esa cuestión con un sonido atronador y por la dinámica que brindó que todas las integrantes fueran cantando diferentes canciones. En este sentido, canciones como “Mr. Integrity” (presentada con una canción de heavy rock) y “Crap como una que “habla de un tipo real” fueron momentos donde la banda mostró una variedad sonora que fue típica del grunge a principios de los noventa, yendo del punk al heavy pasando por el rock clásico sin ningún tipo de problemas.

En este sentido, la última parte de un show extenso (22 temas que incluyeron canciones de todas las épocas, haciendo hincapié en sus discos más reconocidos de principios de los noventa, pero incorporando versiones punk rockeras de Fighting the Crave” y “Stadium West” de su último disco “Scatter the Rats de 2019); dio lugar a furiosas versiones de “Wargasm”, “Pretend We’re Dead”, “Drama” y “Non-Existent Patricia”, todas canciones de intenso contenido ligado a la lucha por la reivindicación de la mujer (en especial la última que cuenta la historia de una mujer que ha perdido toda su voluntad), la igualdad entre los sexos y el discurso antibélico en el primero de los casos, con un público conocedor de las canciones y dispuesto a celebrarlas y gritarlas como es debido.

El cierre fue con dos canciones de acuerdo a la postura de una banda que tuvo y tiene cosas para decir: por un lado, “American Society” cover de la banda punk EDDIE & THE SUBTITLES (que habían grabado en el disco “Smell the magic”) y que en definitiva es una clara oda a todo lo que la generación del grunge odió de la sociedad yanqui y finalmente la intensa “Fast and Frightening” una explícita canción que rompe la idea de la mujer “perfecta” con frases como: “Tiene tanto clítoris que ella no necesita bolas”, “Muchachas correctas desean ser lesbianas” dejando en claro que hay una sola manera de decir las cosas: llena de violencia y distorsión.

Aplausos y agradecimientos de la banda por haber “dejado de ser vírgenes de Argentina”. No sabremos si habrá vuelta. Por lo pronto, la deuda fue saldada.

Texto: Carlos Noro 
Fotos: Paula Andersen
Agradecemos a Noiseground por la acreditación al evento.
| Metal-Daze Webzine | Marca Registrada | Todos los Derechos Reservados © |
GALERÍA:
0 0 votes
Puntaje del Artículo
Suscribir
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Translate »
error: ¡CONTENIDO PROTEGIDO!
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comentá!x