STEEL PANTHER en vivo en Argentina: “Los chicos solo quieren “divertirse””

 

Fecha: Martes 17 de octubre 2023 Lugar: Teatro Gran Rivadavia Ciudad: C.A.B.A. Hora: 21.30 hs. Bandas Invitadas: No hubieron

Es indudable que STEEL PANTHER es una banda que se hace cargo de que su objetivo es divertirse utilizando la incorrección política como bandera y exacerbando las características del glam de los ochenta sin ningún prurito. Por eso es difícil hablar en serio de una propuesta que no busca serlo, a menos que enfoquemos solamente al grupo desde el punto de vista musical. En este punto, más allá de que el show haya estado más cercano a un show de stand up subido de tono, que a un recital convencional (solo por poner un par de ejemplos, luego de la primera canción “Eyes of a Panther”, el guitarrista Russ “Satchel” Parrish presentó a toda la banda haciendo algún chiste particular con cada integrante y esto se repitió entre cada canción repartiéndose el show con el cantante Ralph “Michael Starr” Saenz algo que en algunos momentos resultó divertido, pero en otros, bastante redundante por caer fácilmente en los lugares comunes de hablar de tetas o de coger en camarines).

A la hora de ejecutar sus canciones, el grupo sonó sólido ensayado y afinado; más allá de que es difícil disociar las letras bizarras de lo que se está tocando. Respecto a esto último, en los momentos donde dejaron de lado un poco las referencias sexuales (a veces homofóbicas y misóginas), la sensación es que la banda puede competirle a cualquier grupo del estilo sin problemas, principalmente porque tienen un buen cantante (Michael Starr es una mezcla casi perfecta de David Lee Roth, Bret Michaels y Stephen Pearcy) y en especial un excelente guitarrista como Russ “Satchel” Parrish que por algo hace algunos años fue elegido por Rob Halford para darle forma al sonido de FIGHT y que aquí reproduce, camaleónicamente, los yeites y el sonido necesario para que el grupo site a MÖTLEY CRÜE, VAN HALEN, DEF LEPPARD, POISON y otras más; sin jamás caer en convertirse en una banda de covers.

La conclusión es que con esas influencias logran hacer algo nuevo, que desde lo lírico en muchas ocasiones sobrepasa el límite del buen gusto, pero que desde lo musical, suenan contundentes y bien tocadas. En este sentido canciones como “1987”, una power ballad que comenzó con guitarra acústica y que se encarga de elogiar a quienes estaban en boga en aquella época como WHITESNAKE, DOKKEN, JUDAS PRIEST, SCORPIONS u OZZY, diciendo que “los héroes van desapareciendo”, fue un lindo momento porque salió un poco del lugar recurrente del resto de las canciones con nombres como “Let Me Cum In” o “Friends With Benefits” que son redondas desde lo musical, pero de mal gusto a nivel lírico. Algo similar sucedió con “The Burden of Being Wonderful” otra balada, pero estilo DEF LEPPARD en donde el cantante “reflexiona” sobre los problemas de “ser tan hermoso” (antes había sido comparado, jocosamente, con Vince Neil respecto a su carácter hedonista y agrandado).

Más adelante “Death to All but Metal” sonó bien metalera para “pedir la muerte de quienes no siguen al metal” en otro de los momentos graciosos de la noche, por reproducir el cliché de las bandas que se dicen las más metaleras del universo. En este punto, en los momentos en que el grupo se rio de sí mismo (cargándose entre sí), verdugueando a figuras de los ochenta (el ya mencionado Vince Neil y una graciosa, pero respetuosa, imitación del batero de DEF LEPPARD) o mencionando todo el tiempo a la cocaína sin contexto; el show resultó divertido porque generó cierta complicidad con quienes reconocen lo bizarro de la época.

Por el contrario, la última parte del show en que primero el grupo subió a una chica al escenario para cantar algunas canciones (Una canción improvisada para la chica y luego “Girl From Oklahoma”) para luego sumar a varias más. Para “Party All Day (Fuck All Night)” resultó un lugar común que tal vez tenga el problema de haber quedado fuera de época (más allá que la banda busque explícitamente dar cuenta de la verdadera faceta del glam de los ochenta, haciendo explícitas cuestiones que tal vez las bandas mencionaban subrepticiamente y sin saber a ciencia cierta si los protagonistas comparten esa manera de entender la relación con su público o simplemente son personajes actuando de manera grotesca). 

“Gloryhole” junto a “Fat Girl (Thar She Blows)” y “Party Like Tomorrow Is the End of the World” (estas dos últimas fuera de la lista, pero tocadas a pedido del público que terminó ocupando los pasillos del teatro), cerraron un show que estuvo lejos de lo convencional porque planteó una mixtura entre stand up y canciones; nunca visto hasta ahora.

Como conclusión. Se suele decir que el humor trata de presentar la realidad mostrando el lado cómico, ridículo o risueño de las cosas. También, que es necesario tener cierta complicidad con quien hace humor para reírse de las mismas cosas. Desde lo musical STEEL PANTHER logró esa complicidad, su humor es discutible y tal vez para algunos resulte chocante y ofensivo. No hay que dejar jamás de tener en cuenta esto para no generar malos momentos.

Texto: Carlos Noro
Fotos: Estanislao Aimar
Agradecemos a Nillo Barona de Vicky Roa Press/Ake Music por la acreditación al evento.
| Metal-Daze Webzine | Marca Registrada | Todos los Derechos Reservados © |
GALERÍA:
1 1 vote
Puntaje del Artículo
Suscribir
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Translate »
error: ¡CONTENIDO PROTEGIDO!
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comentá!x